NO SIEMPRE….

Imprimir PDF
BONNIE VARGAS JUNTO AUN GRUPO DE PROFESIONALES DE COCHABAMBA

[…] la verificación de la presencia de prácticas agropecuarias en lugares donde la vocación del suelo ofrece condiciones para otros tipos de utilización de los recursos renovables, resultando una degradación del suelo y un ineficiente aprovechamiento de los recursos… el excesivo uso agrícola en áreas de pendiente pronunciada y de suelos poco profundos ha dado lugar a una intensa erosión y degradación de los suelos.   En  áreas montañosas la agricultura, sobrepastoreo y la extracción de leña causan una acelerada erosión de los suelos debido a que estos  son poco profundos y pedregosos […]. *

 

 

Existen otros indicadores recogidos en mismos documentos oficiales, que demuestran la erosión en el  desarrollo humano boliviano y particularmente cochabambino relacionados a:

“la correspondencia del uso actual de la tierra con la aptitud del suelo y la otorgación asimétrica de derechos de uso de recursos renovablestomando en cuenta que aproximadamente el 37% de la población económicamente activa (PEA) total y el 83% de la PEA rural se encuentra dedicada al aprovechamiento de los recursos renovables según datos del INE 2005, se infiere la fuerte dependencia del patrón de ocupación del territorio de la disponibilidad y acceso a estos recursos”.*

 

Si bien en 7 años la situación puede haber cambiado con seguridad no es “para mejor sino para peor” como se demuestran en datos del INE,a lo que debe sumarse el impacto socio ambiental devastador resultado del fraccionamiento político en el manejo del territorio, fraccionamiento de sistemas ecológicos y deltráfico de tierras y loteamiento ilegal que resulta en asentamientos  humanos no planificados en zonas de uso agropecuario y protegidas por los servicios ambientales fundamentales que otorgan para el alcance de derechos humanos, entre ellos la vida.

 

La vulnerabilidad de la población boliviana por variación climática,  agotamiento de suelos y modificación impredecible en comportamientos del sistema hidrológico como efecto del Cambio Climático y fenómenos como del Niño y de La Niña  potencializados por la inexistencia de manejo adecuado del territorio, que impacta en todos los factores de la vida, no es asumida dentro una responsabilidad histórica de actores del aparato público, que en casos probados, es resultado de  enriquecimiento ilícito, corrupción y tráfico de influencias que se incrementan cada día.

 

La equivocada concepción y enfoque de “recursos renovables” cuando estos no existen como tales, ya que en Bolivia los Bienes Naturales son objeto de explotación o de “aprovechamiento sostenible” - en un eufemismo descarado – por lo que se encuentran en proceso de agotamiento y en casos extinción - biodiversidad - por la imposibilidad  de restitución relacionado al tiempo que requieren para ello y la aceleración de uso en la mayoría de casos ilegales y por degradación a lo que se suma las “prácticas agropecuarias en lugares donde la vocación del suelo ofrece condiciones para otros tipos de utilización de los recursos renovables, resultando una degradación del suelo y un ineficiente aprovechamiento de los recursos,  el excesivo uso agrícola en áreas de pendiente pronunciada y de suelos poco profundos ha dado lugar a una intensa erosión y degradación de los suelos”.*

 

No considerar el cúmulode fundamentos científicos nacionales e internacionales y “dejar hacer dejar pasar”  sin considerar la urgente necesidad de paralización y reversión del actual proceso acelerado de destrucción del ambiente y sistemas ecológicos de Bolivia que sustentan las condiciones de vida de las poblaciones actuales y futuras y de derechos humanos, es lanzar al vacio a generaciones venideras violando derechos humanos nacionales e internacionales.

 

“El mendigo sentado en la silla de oro: la maldición de los RECURSOS RENOVABLES”  también llamada “paradoja de la riqueza”, es la base de análisis con la cual se pretende demostrar que  el “patrón tradicional de desarrollo basado en trabajo, tierra, capital y RECURSOS RENOVABLES  contra la nueva tendencia del patrón de desarrollo basado en el uso intensivo de los conocimientos con recursos clavesconstituyen la base para identificar nuevas formas de desarrollo económico y que además sea sostenible y sustentable de verdad.El aprovechamiento de la mega diversidad  y biodiversidad de Bolivia no extractiva representa la búsqueda de alternativas para su conservación y que permita al mismo tiempo generar recursos mediante una nueva forma de economía, siendo una de las opciones la valoración de los sistemas ecológicos y de los servicios ambientales que prestan. *

 

Reconociendo la inversión pública en diversos grados en actividades de aprovechamiento y explotación de Bienes y Recursos Naturalesasí como del sector privado en Bolivia, el análisis de fondo radica en la valoración de esos Bienes y Recursos dentro el esquema de sistemas económicos tradicionales y mundiales adoptado por Bolivia por encima de otras alternativas de desarrollo limpio y de protección ecológica que no son extractivas ni degradadoras ambientales que muchos Estados han asumido como estrategia, casos como Ecuador y Costa Rica son ejemplo de valoración y aprovechamiento de los “servicios ambientales no extractivos” dentro  Políticas de Estado económicas exitosas.

 

La valoración ecológica debe entenderse como el reconocimiento y apreciación de las cualidades de los sistemas ecológicos que puede establecerse metodológicamente con valoración económica ambiental mediante el costo económico en función a factores cuantitativos y cualitativos del servicio ambiental.

 

El objeto de esta valoración por una parte,  se circunscribe a la necesidad de establecer equilibrios en las formas de aprovechamiento de Bienes Naturales para eliminar riesgos de daño y vulneración a derechos humanos y por otra parte, los valores determinados deben servir para lograr la identificación del costo por daño ambiental relativa a la destrucción de ecosistemas por actividades extractivas que deben ser asumidas como pasivos ambientales dentro la huella ecológica que al presente no existe.

 

Un ejemplo simple de consecuencia negativa de no valorizar el “servicio ambiental” como una Política de Estado, se puede identificar en el caso de empresas de bebidas gaseosas instaladas en los Valles de Cochabamba y el uso de “su” materia prima - agua - que proviene del Parque Nacional Tunari como uno de sus muchos componentes de servicio ambiental sin que retorne ningún beneficio a las Comunidades que precautelan este territorio “rico en servicios ambientales” para restitución y sostenibilidad del mismo Parque.

La valoración de los sistemas ecológicos en función a los servicios ambientales que otorgan, no necesariamente se circunscribe al ámbito económico de acumulación de riqueza, mas bien el enfoque se dirige al retorno económico para el manejo adecuado, conservación y restitución del servicio y del territorio que lo contiene.El fundamento básico de la valoración de la servidumbre ecológica  o servicio ambiental es devolver al entorno  las condiciones naturales para la regeneración  o restitución del recurso que provee el servicio y la conservación de las condiciones necesarias, lo que se traduce en una estrategia de políticas sociales y económicas para el manejo ambiental. 

 

Las amenazas ambientales sobre Bolivia establecidas tanto en documentos sobre Cambio Climático como identificadas en la Estrategia Nacional de Biodiversidad demuestran,que Bolivia no puede continuar con políticas económicas conservadoras tanto por su propio beneficio cuanto por el impacto y aporte global que otorga, debiendo adoptar estrategias en el marco de la Economía Ecológica y la Ecología Humana para evitar continuar en la dualidad de pobreza y riqueza que senialan organismos internacionales: “El peor de dos mundos es la pobreza en la riqueza; riqueza natural y biodiversidad atrapadas en un patrón de crecimiento empobrecedor.  Bolivia es una de los 15 países mega diversos del mundo […] derribamos nuestros bosques a una tasa de 300 mil hectáreas por año y 32 millones de metros cúbicos de agua al año son consumidos por operaciones mineras y devueltas a su cauce sin tratamiento alguno […] Bolivia es uno de los países más pobres y con los mayores niveles de desigualdad en la distribución de ingresos de América latina[…]” *

 

Bolivia, en relación al manejo de tierras por una parte y la inexistencia de generación y distribución de beneficios por servicios ambientales y otros componentes generadores de economía, han inducido a graves conflictos ambientales, entre ellos - el peor de todos -  el incremento de la brecha de desarrollo humano relacionado directamente con la Ecología Humana que es la  rama de la ecología que tiene directa relación entre la población humana y ambiente físico, político y socioeconómico.  La Ecología Humana,  ignorada y desconocida en Bolivia, integra las variables ambientales para el desarrollo humano “ambientalmente amigable” que mas bien en Bolivia ha sido fraccionado sin considerar el sistema que es y en el marco holístico al que pertenece como parte de la materia ambiental.

 

Pese a la inversión y gasto de los últimos 15 años del Tesoro General del Estado traducido en cientos de miles de dólares americanos y millones de bolivianos que han costado estudios científicos y sistematización de información sobre la situación ambiental de Bolivia reflejados en inmensa producción literaria como ejemplo del Programa Nacional de Cambio Climático - PNCC - y de entidades internacionales como el Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo Humano - PNUD – que se encuentra en físico y en digital en direcciones virtuales, no se aplican las medidas que están escritas y son conocidas para revertir la situación, condenando a la población Boliviana a la inseguridad alimentaria sin soberanía  y a la dependencia internacional, vulnerando derechos humanos y de la Madre Tierra así como garantías constitucionales.  Como alguien decía por ahí, porque se va hacer caso a estudios y Tratados Internacionales de protección ambiental suscritos por Bolivia que resultan de la globalización, no siempre…

 

* Fundadora y parte de varias organizaciones de protección ambiental, egresada en Derecho y estudios de la materia ambiental, responsable por la dirección de ONGs de Desarrollo Humano

 

*1 (PREFECTURA DE COCHABAMBA 2005).  

 

*2 (PNUD 2008: 88).

 

Bonnie Vargas*

VIDEO - 36 naciones

Advertising

PROYECTO PACHA

SAJAMA

ENCUESTA

CUÁL EL PRINCIPAL PROBLEMA DE COCHABAMBA